post

Paneles japoneses, minimalismo y elegancia unidos

El panel japonés tiene su origen en las paredes de papel de las casas japonesas que se desplazan como correderas.

Todos hemos visto alguna película en la que las delicadas paredes con esos dibujos maravillosos se deslizan hacia los laterales convirtiéndose en una puerta.

Este sistema lleva varios años en el mercado español, siendo una alternativa práctica y elegante a los estores, visillos y cortinas.

Utilidad y elegancia

Son perfectos para cubrir grandes ventanales desde el techo al suelo, ya que su cómodo desplazamiento hacia los laterales les hace ser muy prácticos.

También se pueden utilizar para cubrir ventanales más pequeños, ya que se pueden hacer a la medida que deseemos y son especialmente útiles y elegantes a la hora de separar varios ambientes en una misma habitación.

El mecanismo del panel

Los paneles se insertan en un carril de aluminio que va sujeto al techo o a la pared. Podemos instalarlos desde 2 guías hasta 5, dependiendo de los paneles que queramos instalar y del juego que queramos hacer con ellos.

Los paneles se recogen superponiéndose unos encima de otros y son todos independientes entre sí, por lo que podemos usar varios tonos y diseños en cada panel para jugar con los colores o darle distintos ambientes según los interpongamos.

 Combinaciones sin fin

Otra de las ventajas es que se recogen suave y silenciosamente y permiten entrar la luz, pero dando la intimidad necesaria a la habitación.

Los tejidos con los que se puede confeccionar un panel japonés son variados: lino, algodón, screen bordado. Se pueden mezclar distintas texturas y tonos combinándolos en infinitas variaciones.

Limpieza fácil y cómoda

Cada uno de los paneles va adherido a su riel con un velcro, así que desmontarlos es muy fácil. Sólo hay que despegar el velcro y sacar el panel del carril de abajo quitando la pletina del peso.

Lo más importante es seguir las instrucciones del fabricante a la hora de lavarlo y tendremos otra vez nuestros bellos paneles limpios y listos para montar.

Consejos

Si no te gusta que el perfil blanco del carril se vea, puedes instalar alguna moldura para taparlo. O puedes darle un toque muy moderno colocando delante una galera de madera o acero que combinan perfectamente con el panel japonés.

Si el espacio a cubrir es una puerta de paso, es recomendable usar varios paneles que no sean excesivamente anchos, ya que así podremos jugar con abrir más o menos hueco y jugar con la luz al poder interponer los paneles de varias manera distintas.