post

Mobiliario de Oficina: Estética y funcionalidad

Para el diseño o renovación de un espacio de trabajo es necesario tener en cuenta, entre otras cosas, el tipo de mobiliario que se elegirá, pues no hay que olvidar que el mismo tiene que ser afín a la imagen de la empresa y las dimensiones del lugar, que incluye desde los muebles clásicos y funcionales, hasta los modelos más modernos.
En cuanto a los materiales del mobiliario, se puede optar por tradicionales y económicos, como la madera lustrada o el enchapado en melamina, o por los de vanguardia, como el metal y el vidrio.
Si se prefiere el estilo minimalista, se pueden seleccionar escritorios de líneas modernas y elegantes, a los cuales se les pueden acoplar cajoneras o planos de trabajo.
Para la disposición de los puestos de trabajo, los paneles autoportantes son una muy buena opción, ya que es posible agregarles estantes regulables, organizadores o archivos colgantes.
En relación a las sillas, las hay de distintos tipos de acuerdo al puesto de trabajo para garantizar la ergonomía del lugar. Éstas pueden disponer de respaldo reclinable, reposacabezas o brazos, o  ser regulables.
Variedad de materiales
Los materiales que se usan actualmente para el diseño de muebles se adaptan a las necesidades de los espacios de trabajo y, por supuesto, de los usuarios. El material que suele predominar es la madera lustrada, como roble, pino, castaño, cerezo, etc; que luce muy bien combinado con vidrio templado o con acero pintado o cromado.
Los diseños más vanguardistas incluyen placas MDF (Medium Density Fiberboard), que pueden presentarse laqueadas, enchapadas en melamina o con un acabado en gofratto.
En lo que respecta al tapizado de las sillas, puede ser de símil piel, piel o telas de telar; y se lo puede encontrar en una gran variedad de colores y diseños.
Además, en mamparas o paneles divisores hay diversas opciones en el mercado: de madera lustrada, vidriados o semi-vidriados, revestidos en tela, etc. Incluso, los hay de materiales reciclables, pues las empresas se preocupan cada vez más por el cuidado del medio ambiente.
Estilo y diseño
Al margen del estilo que se elija, es conveniente contemplar también el material con el que está confeccionado el mobiliario, así como los colores y cada uno de los detalles del espacio de trabajo, para que la oficina resulte agradable, no sólo para los que trabajan allí sino tambien para los clientes, proveedores y todo aquél que visite la empresa. Este aspecto es importante ya que lo ideal es que el material vaya acorde con el estilo decorativo del lugar. Una vez hecho esto, hay que definir el tipo de equipamiento que se necesita de acuerdo a las características del puesto de trabajo, pues el mobiliario que se precisa varía de acuerdo a si se trata de un despacho gerencial o una sala de reunión, por dar un simple ejemplo.
Otra de las cuestiones que hay cuidar es la iluminación, dado a que ésta juega un rol destacado en la ambientación de una oficina. Para una óptima visibilidad lo recomendable es optar por una luz blanca. Aunque tampoco deben faltar elementos decorativos, tales como plantas o diferentes accesorios, porque ofrecen un atractivo contraste en una oficina, en especial si en ésta prevalece el estilo minimalista.
Tendencias
La tendencia actual consiste básicamente en combinar el mobiliario con el diseño, teniendo en cuenta la calidad, el confort y la ergonomía, y conjugando estética con funcionalidad para satisfacer las exigencias inherentes al espacio de trabajo. Teniendo en cuenta todo ello, es posible afirmar que el estilo minimalista es el que mejor se ajusta a esta tendencia.

Imágenes:

http://casa-web.com.ar/wp-content/uploads/2011/11/Fotos-de-decoracion-de-oficinas1.jpg

http://interiorismos.com/wp-content/2012/09/Ideas-para-una-oficina-minimalista1.jpg