post

Consigue tu propia terraza ibicenca

Si tienes la suerte de tener una terraza, por pequeña que sea, puedes considerarte privilegiado. Disfrutar de un lugar dónde poder comer, o simplemente relajarse un rato al aire libre, aunque sea en medio de la ciudad, es cómo un oasis en medio de un desierto.

Decorar la terraza estilo ibicenco es una opción muy de moda, que puede ser bastante económica y que sobre todo resulta acogedora y muy cómoda. No es necesario invertir mucho dinero para crear el ambiente relajante y tan chill-out que caracteriza a este tipo de terrazas.

El blanco, el color de Ibiza

Si hay un color que se relacione con esta isla es el blanco. Una buena opción es combinar  unos sillones de mimbre o madera con cojines en blanco o crudo con una mesa bajita del mismo material.

chill out

© tolism – Fotolia.com

Pero ante todo se deben de escoger materiales naturales: mimbre, madera, telas de algodón o lino. Es una zona de relax, así que los asientos deben de ser muy cómodos. Una tumbona o incluso una hamaca pueden ser muy buena idea en una terraza de este estilo.

Otra opción divertida, si el presupuesto es muy bajo, es comprar una serie de cojines en tonos blancos y organizar con ellos una zona para sentarse o recostarse. Un palé cubierto con un paño grueso de lino puede ser la mesa de centro, consiguiendo un efecto muy hippie chic por muy poco dinero.

Otro truco económico si quieres darle un aire Ibiza a tu terraza sin cambiar los muebles, es cubrir los sofás o tumbonas con telas suaves de algodón blanco y cambiar las fundas de los cojines.

 

La iluminación es la clave

Este tipo de terrazas son ideales para disfrutar a la noche, bien sea para una cena o para una copa con los amigos. La iluminación es fundamental para crear un ambiente agradable y relajante que invite a la conversación.

La clave está en las velas. Se puede iluminar la estancia con un centro de mesa formado por varias velas y distribuir estratégicamente varios farolillos con candelas en su interior. Se trata de que haya suficiente luz para ver lo que hay alrededor pero que se disfrute también de la noche y las estrellas, si se tiene la suerte de estar en un lugar desde dónde sea posible verlas.

Una música chill-out a juego con el resto el ambiente crearán la atmósfera más adecuada para pasar las mejores veladas durante el verano.