post

Una casa bien iluminada, es otra casa (II)

En el artículo anterior hemos comentado ciertos aspectos que debemos tomar en cuenta si queremos que nuestra casa esté bien iluminada y nos sintamos agusto en nuestra casa. El hogar que creemos con la iluminación debe ser un lugar donde apetezca quedarse, en el que te sientas cómodo y sobre todo, que sea acogedor.

Es verdad que muchas veces, no le damos la menor importancia a la iluminación, porque para muchos es algo secundario. Prefieren reparar en los muebles o el complementos que hacer un poco de caso a la luz. Podemos tener un salón precioso, con unos muebles perfectos y unos complementos originales, pero si no elegimos una buena iluminación, ese buen diseño puede perderse en el aire.

En las siguientes líneas iremos desvelando los secretos de iluminación de las diferentes estancias de la casa. Iremos analizando cual es la mejor luz para el salón, cocina, cuarto de baño y dormitorios. Puedes aplicar estas ideas o no, puedes tomarlas en cuenta o no, puedes aplicarlas o no, pero lo realmente importante es que al menos tomes en consideración algunas ideas que aparecen aquí.

sofa

Salón

En el salón

El salón es un lugar de reunión donde puede haber mucha gente o podemos estar solos una tarde de invierno tirados en el sofá con una manta y un paquete de pipas. El salón necesita una luz principal que ilumine toda la estancia. Para conseguir eso podemos utilizar más de una lámpara de pie que proyecte luz hacia arriba. También podemos colocar apliques en las paredes o lámparas colgantes.

Si tiene una parte de comedor, puedes escoger una lámpara que ilumine la mesa y enfoque el haz de luz hacia ese espacio. Si además la lámpara que nos gusta puede regularse de altura, sería perfecto porque de esa manera podemos iluminar más o menos trozo de mesa.

Luz en la cocina

La cocina es un espacio en que ver es fundamental porque se utilizan herramientas que pueden darnos más de un disgusto. Desde mi punto de vista, una buena solución es colocar un foco empotrable en el techo o en su defecto, iluminar la parte de abajo de los armarios que estén más altos.

En el baño y dormitorio

En este caso lo recomendable es colocar un aplique o punto de luz en el espejo. Si colocamos una lámpara central, puede que la luz sea muy pobre y se creen sombras innecesarias y antiestéticas. En el caso de las habitaciones, la luz debe ser muy apagada. y agradable. Para conseguir ese efecto, podemos dirigirlas hacia el techo o las paredes. SI decidimos colocar lámparas en las mesillas, es mejor que sean de pantalla pequeña