post

Una casa bien iluminada, es otra casa (I)

La luz es muy importante en nuestra vida, precisamente es la que no hace cambiar de humor, la que nos hace sentir tristes o contentos, la que nos convierte en personas grises o multicolor. Un espacio bien iluminado y con la luz adecuada, puede que el mismo lugar parezca algo distinto, algo nuevo.

Una habitación que no tenga la luminosidad adecuada, aunque tenga un diseño perfecto y sea una preciosidad, puede ser un espacio sin vida, feo, poco agradable… Por esa razón, elegir adecuadamente los puntos de luz y los tipos es un tarea muy importante a la hora de decorar una casa.

luminosidad casa

Iluminación cocina

Aunque no sigas a rajatabla estos consejos, al menos deberías seguir las directrices principales. Soy muy consciente que la decoración es gusto, y que los gustos, como personas son miles. Yo solamente intento aconsejaros en lo que puedo, la decisión de tomarlos en cuenta o no, ya la dejo en vuestras manos.

Algunos consejos

El primer consejo es que es muy importante que haya diferentes puntos de luz. Podemos colocar una lámpara en el techo, pero es muy conveniente y sería perfecto que pudiéramos regular su intensidad de luz. Afortunadamente existen gran variedad de este tipo de lámparas en el mercado y si no lo tiene podemos instalarlo.

En lugares cerrados es recomendable evitar que las paredes sean completamente blancas. Podemos elegir tonos similares como el blanco roto o el beige para evitar que nos deslumbre. Si estamos en su salón o en una habitación con una mesa de despacho, necesitaremos que esa zona esté bien iluminada. Si quieres evitar que te “coman” las sombras, no coloques el punto de luz en el medio, deberás enfocarlos hacia las esquinas de la mesa.

Si tu intención es resaltar algunos objetos como cuadros o figuras, es recomendable que el punto de luz se coloque algo ladeado, debajo de la cosas que queremos destacar o detrás. Si no iluminamos bien el objeto podemos producir un efecto contrario, lo resaltaremos, pero, quizás nos duelan los ojos al verlo.

Reguladores y pruebas

Una de las maneras de conseguir fácilmente una luz en diferentes tonos es instalar interruptores con regulador. Lo que se consigue de esta manera es tener más intensidad de luz cuando necesitemos ver perfectamente y tener una luz tenue y relajante cuando más nos apetezca sin necesidad de cambiar de lámpara o de punto de luz. De todas maneras, a la hora de colocar las fuentes de luz, deberemos tomar en cuenta dónde necesitamos más luz, y dónde menos