Trucos para decorar la oficina

mampara de cristal

La oficina es un espacio que tiene como objetivo enriquecer la comunicación, la iniciativa, la colaboración y optimiza la productividad. Lo más valioso de una oficina y lo que consigue diferenciarte de la competencia es el capital humano, de manera que los espacios se diseñan en torno a este concepto.

Los empleados pasan mucho tiempo en la oficina, por ello hay que diseñar un ambiente donde se encuentren a gusto y pueda desarrollar las tareas de la mejor forma posible, creando una atmósfera acogedora y agradable.

Una de las tendencias más en boga en la decoración de oficinas, que trabaja con el concepto de que la decoración está al servicio de las personas, es diseñar espacios diáfanos, versátiles e integradores, donde los empleados pueden compartir, dialogar, trabajar y crear juntos de manera sencilla. Pero en ocasiones es necesario gozar de espacios más privados y compartimentados.

Las mamparas de cristal son un elemento que nos ayuda en esta situación. Gracias a ligereza y transparencia se originan lugares diáfanos, pero a la vez se preserva la intimidad necesaria en algunos momentos. También es un aislante fabuloso con lo cual se evitan los ruidos del exterior que pueden distraernos cuando estamos trabajando de forma concentrada.

Las mamparas de vidrio se pueden adaptar a cualquier estilo, aportando un aire moderno y elegante. Los fabricantes de mamparas (ver aquí) proponen un sin fin de ideas para poder personalizar al cien por cien la mampara de oficina. Por ejemplo, se puede incluir el logo en los cristales de las mamparas de oficina para diseñar un espacio único y exclusivo. También es posible escribir frases motivadoras para los trabajadores tan de moda actualmente.

Las mamparas de oficina ofrecen beneficios como su facilidad para ser instaladas y la sencillez para crear espacios polivalentes.

Mobiliario

Los muebles de oficina tienen que ser prácticos, útiles y que cumplan con su misión. Dentro de estas premisas no hay porque renunciar al diseño y adquirir muebles estilosos pero funcionales. Apuesta por un mobiliario moderno, original y con cortes lineales.

Los muebles deben estar en sintonía con la actividad de la empresa y con el uso que se le vaya a dar. Mediante el mobiliario adecuado se deben reflejar los valores de la empresa; cultura, filosofía, actividad, marca y capital humano que forman ésta.

Las sillas tienen que ser cómodas, ante todo. Aquí sí que el confort está por encima de cualquier cosa. Generalmente nos pasamos mucho tiempo sentados y no utilizar una silla adecuada puede resentir la salud. Mejor optar por sillas ergonómicas, si se prefiere se pueden optar por aquellas que sean más especiales, con un diseño más atractivo o algún toque de color.

Las plantas colaboran a darle un toque más agradable a la oficina, además purifican el aire.

Podemos concluir, que la oficina es un espacio de trabajo donde tenemos que sentirnos a gusto, tanto las personas que trabajan en ella como los clientes que vienen a visitarnos. Esto se consigue con un diseño que tenga como objetivo el bienestar de las personas ante todas las cosas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *