post

Transpórtate al pasado desde el sofá.

Me parece muy buena idea, aportaros esta entrada, ya que cada día son más las decoraciones que se inspiran en este estilo, desde la ropa que usamos, hasta los electrodomésticos que están más de moda.

A continuación os proponemos una idea para dotar a tu salón de personalidad propia viajando al pasado.  

La decoración retro, cada día va ganando más adeptos entre el mundo de la decoración interior, ya que está cargada de elegancia, y de romanticismo.

Además con la ayuda de anticuarios, y elementos modernos que puedes encontrar en cualquier bazar ya tienes completada la estancia.

¿Por dónde empezar?

Puedes comenzar pensando en qué elementos de gustaría recuperar de la antigua casa de tu abuela, ya que, haciéndote un esquema mental de qué cosas quieres obtener te será mucho más fácil. Por ejemplo, en este tipo de decoración cabe una amplia gama de colores: rojo, naranja, verde, azul eléctrico, no hay nada prohibido.

Una buena idea para hacerte con estos artículos, es ir a los rastros vintage que cada día están más de moda en Madrid. Piensa en que artículos puedes integrar dentro de tu estilo, ya que una radio de estilo antiguo puede ser un elemento que puedes introducir en múltiples ambientes, habrá otros que no te serán de gran utilidad.

¿Estilo moderno o retro?

Lo bueno de sumarte a este estilo, es que permite combinar con toda la comodidad elementos que ya tengas en casa con los adquiridos recientemente en rastros. Una buena decoración del salón partiría de  un gran mueble central, éste puede ser del tipo mueble-bar que se usaba en la década de los 70s y 80s, y luego dentro de éste incorpora elementos de nuestra época: televisión de plasma, jarrones de líneas muy sencillas, marcos en estilos llamativos que no tengan ninguna foto en su interior, etc.

Para la mesa principal, puedes optar por una mesa de madera de tipo antiguo, usando sillas de colores en las que ninguna case con la otra.

Y donde puedes tirar más de la imaginación es en el sofá, piensa que no hay ley escrita, y que todo está permitido dentro del estampado, no tengas miedo de flores, de ilustraciones psicodélicas, ¡todo vale!

Por último, siempre queda bien dotar a tus paredes de ese estilo pop que caracterizaba a la época de los 60s y 70s. Para ello acércate a cualquier bazar o imprime desde casa fotos de Marilyn Monroe, o emula al dios del arte pop Andy Warhol con sus famosos cuadros de latas de sopa.