post

Telas, tejidos y texturas para vestir tu casa III

Como os comentaba el otro día, las características de las telas y tejidos dependerán en gran medida de la fibra de la que están compuestos. Por eso hoy hablaremos de dos de las más habituales para que conozcáis sus características principales, ventajas, defectos y cómo tratarlas para elegir bien la ropa de vuestra casa: el algodón y la lana.

Algodón

Es la fibra natural estrella por sus innumerables ventajas. En general, el algodón es suave e hipoalergénico, por ello está especialmente indicado para personas con pieles sensibles y bebés, ya que no perjudica el PH de la piel. Es transpirable, permitiendo la circulación del aire, así que a diferencia de la lana no es sensible al crecimiento del moho ni los hongos en lugares oscuros o con mucha humedad.

Es fuerte, duradero y resistente a la abrasión: aguanta altas temperaturas en la lavadora, por eso es muy higiénico y suele usarse en los hospitales. No forma pelotitas y aguanta muy bien los teñidos.

Sus mayores defectos: amarillea con el tiempo pues es sensible a la acción del sol, se arruga con facilidad, encoge y tiene poca elasticidad, ésto implica que encogerá un poco y cuando se deforme no volverá a su posición original; aunque ésto es muy relativo ya que, precisamente, eso suele ser una ventaja ya que aunque encoja podemos estirarlo un poco con maña y esa camiseta que no nos entraba acabar quedando holgada.algodón

Lo mismo ocurre con el defecto de arrugarse con rapidez ya que todos sabemos lo bien planchada que puede quedar una camiseta de algodón con el truco del vapor del baño o mojándola con las manos extendidas siempre que luego la estiremos bien.

De todos modos hay muchos tipos de algodón (lo mismo que de lana) y eso influirá en la calidad del tejido ya que no son iguales. Ese es el motivo por el cual hay telas de algodón tan económicas, así que es conveniente que mires las características concretas de cada tela que compres y las recomendaciones de lavado y cuidado ya que puede haber telas de algodón que aguanten 90ºC en la lavadora y otras apenas los 40ºC.

Un algodón que está cobrando mucha fuerza es el orgánico ya que es muy respetuoso con el medio ambiente a diferencia de otras fibras, ya que en todo el proceso de elaboración no se han empleado productos químicos ni tóxicos (fertilizantes, insecticidas, blanqueantes y tintes).

Lana

Es una fibra natural que procede principalmente de las ovejas, aunque también puedes encontrar en el mercado textiles de lana procedente de otros animales como llamas, alpacas, conejos, vicuñas, etc.

Resistente a productos de limpieza de manchas fuertes y a la lavadora; también es resistente a las deformaciones ya que es muy elástica; no se deteriora con facilidad ya que soporta muy bien los estirones y se puede estirar y doblar muchas veces sin perder sus propiedades ya que acaba regresando a su forma natural (dentro de unos límites razonables, claro) por lo que es ideal como fibra para alfombras ya que, además, no almacena electricidad estática.

No se inflama, no propaga la llama, ni se funde; es decir: si se quema con un cigarrillo, por ejemplo, quedará el cerco pero no se extenderá el fuego ni se derretirá quemando la piel.

Este tejido es un aislante térmico excelente ya que puede llegar a retener mucho aire en su interior de manera que no permite la conducción térmica; además aísla del exterior ya que como es esponjosa y no se adhiere a la piel, deja una capa de aire libre entre ésta y el tejido, lo que unido a su capacidad para absorber la humedad, aporta una agradable sensación de calidez.

Es una fibra higroscópica, es decir, absorbe la humedad del aire en un ambiente húmedo y lo pierde en un ambiente seco, ese es el motivo por el que cuando la lavas a mano tiene esa capacidad casi milagrosa de absorber tanta agua: hasta el 50% de su peso: ¡imagina!Esta propiedad de atraer la humedad, permite que absorba el sudor y mantener el cuerpo más tiempo calentito.alfombra-lana

Ésto presenta, sin embargo, una desventaja de que puede parecer seca pero en realidad tener humedad aún en su interior. Por eso es un material muy sensible a los microorganismos con hongos y moho si se conserva en un lugar con humedad ambiental y polvo. Ésto acabará llenando la tela de manchas y, con el tiempo, destruyendo la fibra.

Es una fibra muy sensible al ataque de insectos, especialmente a las larvas de la polilla de la ropa y del escarabajo (que sienten debilidad por las alfombras de lana), así que deberás poner en el armario productos que repelan a estos insectos. Otro de sus defectos es que amarillea con el tiempo, especialmente si no está teñida.

El próximo día, la seda, el lino y el poliéster: ¡te espero!