post

Un dormitorio pequeño: dotar de luz natural

Es habitual que alguno de los dormitorios que componen un hogar pueda ser de reducidas dimensiones por lo que es necesario optimizar al máximo el espacio  disponible y, en especial, los puntos de luz natural y artificial para poder disfrutar de total claridad.

Esto permitirá una sensación de claridad que hace que el lugar se convierta en un espacio muy agradable donde poder transcurrir largas jornadas de descanso u ocio.

Es muy importante la elección de los colores en que se pintará la pared, siendo totalmente recomendable los tonos neutros como blanco, crema o arena, fáciles de combinar con todo tipo de muebles y menaje, de acuerdo con los gustos de cada persona.

De igual modo, es importante hacer hincapié en las cortinas elegidas, telas vaporosas que permitan la entrada de luz natural para iluminar con sutileza la estancia.

Elementos decorativos:

Son muchas las opciones que el mercado especializado de la decoración presenta, muebles de diseño moderno en líneas puras, otros más ornamentales…

No obstante, las tendencias que la temporada presenta son muebles de estilo rústico o clásico en tonos claros, primando el blanco sobre todos los demás.  

Una de las piezas que está más en auge son los cabezales de forja, los cuáles se adaptan a todo tipo de habitaciones y medidas sin pasar de moda en ningún momento.

La sencillez consigue que las decoraciones elegidas sean mucho más serenas, también se puede romper con piezas especiales por su diseño o color elegido, si bien siempre ha de tratarse de pequeños detalles o elementos concretos que no desvíen la atención en exceso.

Detalles especiales que consiguen un dormitorio exclusivo:

Disponer de poco espacio no significa que no se puedan conseguir lugares únicos y totalmente exclusivos, pues es suficiente dotarlo de muebles o elementos decorativos singulares para hacerlo.

Uno de los ejemplos más recomendables, pensados especialmente para mujeres, son los tocadores, los podrás encontrar en todo tipo de dimensiones y se adaptan a cualquier lugar, en él podrás tener todos tus perfumes y maquillajes además de disfrutar de un maravilloso espejo.

Si lo prefieres también puedes apostar por colgadores singulares para colocar la ropa del día siguiente cada noche, se trata de un elemento muy original que lo encontrarás en todo tipo de materiales, en madera, en plástico, combinado, con forro en tela… sólo tienes que elegir el que más te gusta.