post

Feng shui en el salón

Como ya decíamos en otro artículo, el feng shui es una manera de decoración china que ayuda a que reine la armonía y energía positiva, con técnicas decorativas y de diseño. En este artículo, vamos a hablar del feng shui en el salón, puesto que es uno de los lugares donde pasamos buena parte del día, y lugar de suma importancia por ser el de reunión, donde vemos la televisión o, simplemente, descansamos.

El salón es lugar donde estar en reunión con otras personas, de la casa o de fuera, y también sitio para estar con uno mismo, pero con actividades más yang, más dinámicas que las reservadas para un dormitorio.

Lo cierto es que por el tamaño de la vivienda, solemos hacer actividades en el dormitorio propias de un salón, como leer o mirar la televisión; como también a veces por problemas de espacio, unimos el salón con el comedor… y, si tenemos espacio, es mejor separar estos ambientes, por lo menos si lo queremos tener en un diseño feng shui.

Diferenciar espacios

En el caso de que no tengamos espacio suficiente para separar estos dos ambientes, salón y comedor, entonces debemos diferenciarlos en cuanto a color, iluminación y distribución diferentes. El efecto no es negativo, si se mantiene la esencia de cada estancia.

La escuela europea considera este espacio como el centro de la casa, dado que su comodidad y uso van a marcar en buena medida las relaciones de la casa y el chi que los visitantes, satisfechos dejarán en ella. Chi o energía que se activa con la comodidad y buena acogida a los huéspedes.

Buscar un conjunto armónico

Por concretar, los elementos madera y tierra han de estar en un sitio activo  refuerce a zona del Bagua en el que está situado. La gama de colores es enorme, aunque es recomendable usar los terrosos que no sean muy oscuros y la gama de los pastel. Evitemos, eso sí, blancos y negros puros.

La idea es que nada destaque en exceso, que se cree un ambiente de armonía entre todos los elementos, convenientemente integrados… Y que los muebles estén al servicio de los habitantes, antes que de la estética.

La televisión, presente, pero no protagonista

Terminamos hablando de un elemento relevante en este tipo de espacios: la televisión, útil, de modo que, mientras no se use en exceso, no supone un elemento negativo ni un obstáculo para el flujo de energía.

Eso sí, el televisor debería estar en un lugar cerrado, un mueble especialmente pensado para él o en un sitio un tanto apartado donde no sea el protagonista del salón. Que tampoco apunte hacia la mesa del comedor, puesto que se convertiría en otro comensal, monopolizando la conversación.

Todos estos son los aspectos más importantes para un diseño feng shui en nuestro salón y, por consiguiente, para una buena armonía en nuestro hogar. Pruéalo, seguro que te gusta el cambio.