post

Pompones de papel seda

Si eres buen observador, y sabemos que sí, te habrás percatado de estos graciosos elementos decorativos, que da un ambiente alegre y divertido tanto en habitaciones infantiles como a la hora de personalizar fiestas o celebraciones, tanto infantiles como para los más mayores que buscan en elementos como estos conseguir una inspiración más romántica y desenfadada a las reuniones de distinta índole.

Aunque se podemos encontrar en el mercado diversos tamaños como colores, si observamos en Internet podremos encontrar muchos tutoriales de artesanía donde nos enseñaran a construirlos de manera fácil y rápida.

Materiales que necesitamos

Estos pompones son la mejor forma de comprobar como de una manera muy sencilla podemos dar nuestro toque con estos divertidos y preciosos pompones en pocos segundos. Además resulta muy entretenido para hacer con los más pequeños de la casa.

Para ello solo necesitamos los siguientes materiales:

  • 8 hojas de papel de seda de colores
  • Tijeras
  • Una cuerda, cordón o hilo

En un mismo pompón pueden usarse distintos colores, pero en mi opinión es mejor realizarlos por entero del mismo color y combinar con otros de distintos colores, si lo que queremos es tan mayor colorido, después.

Paso a paso

Antes de empezar tenemos que hacer es colocar las 8 hojas de papel de seda de tal forma que queden bien colocadas unas encima de otras de manera que queden bien centradas. Usando para ello el color hayamos elegido.

  1. Lo primero que haremos es coger estas páginas y doblarlas como en forma de acordeón hacia el ancho. Un doblez del derecho y otro del revés, de unos 2 centímetros cada doblez.
  2. Cuando hayamos terminado aplastamos bien el papel plegado. Después cortaremos sus extremos dándole una forma semicircular. Si lo preferimos podemos trazarlo antes con un lápiz para sentirnos más seguros de hacerlo bien. Ahora solo tendremos que coger el hilo y atándolo por el medio.
  3. Podemos doblar por la mitad  este pliego para que nos sea más fácil manejarlo. Ahora solo tendremos que coger con cuidado cada una de sus hojas y separarlas del resto, la mitad para arriba y las otras hacia abajo.
  4. Una vez que tengamos todas las hojas desplegadas solo tendremos que ir manoseando los papeles hasta que adquiera la forma más esférica y homogénea posible del pompón.

Ahora solo nos quedaría colgar estos pompones del techo o chiringuitos donde vayamos a utilizarlo. Podemos usarlos de colores más cálidos en habitaciones o fiestas infantiles o blancos con toques azules y amarillos para ceremonias como bautizos, comuniones o incluso bodas.