post

Pequeños detalles que dan un aire diferente a la casa

Muchas veces tener una casa original no es cuestión de mucho dinero. No hay más que ver las ostentosas casas de muchos famosos que vistas en las revistas parecen una galería el terror por sus recargados estilos pasados de moda y que directamente hieren la vista. Hay detalles pequeños que aportar originalidad, frescura y personalidad a la decoración de una casa por muy poco dinero.

Cojines, nueva vida para tus muebles

Unos cojines originales y divertidos pueden cambiar totalmente el estilo de tu sofá, que puede pasar de algo muy soso y aburrido a estar lleno de color y resultar muy juvenil. Y en caso de sofás heredados o ya muy pasados de moda, unos fulares para cubrirlos totalmente o en parte pueden ayudar a tapar arañazos, diseños desfasados o simplemente aportar luz y originalidad a la estancia.

Y del mismo modo si no has podido comprar una funda de edredón a la última pero no quieres renunciar a la alegría en tu soso dormitorio, no dudes en llenar de cojines la cama. Además de aportar comodidad a la hora de usar la cama para leer, trabajar en el ordenador o simplemente ver la tele abrazándose a un cojín le darás otro aire al cuarto.

Y si quieres que se vea una habitación juvenil y desenfadada, no te preocupes de coordinarlos con las cortinas o el cabecero. Cada uno a su aire, divertidos y desenfadados como tú.

Pequeños detalles que alegran la vista

Siempre hay pequeños detalles que acaparan todas las miradas y que aportan mucho a una habitación siendo bien sencillos y baratos

Vinilos: por muy poco dinero le darás un toque original a tu pared, aportando fantasía, elegancia, color… lo que prefieras.

Plantillas: si te sientes algo más artista con plantillas para pintar tu misma los dibujos, no te será difícil cambiar el aire de una habitación. Solo recuerda que lo poco gusta y lo mucho cansa.

Pequeños objetos decorativos: Originales piezas compradas en mercadillos artesanos, máscaras de madera africanas, tapices dela India… son pequeñas cosas que puedes comprar en mercadillos o tiendas de comercio justo por muy poco dinero y que bien combinados pueden causar diferentes efectos.

Puntos de luz: apliques y quinqués clásicos o con diseños muy modernos. Además de ayudarte a iluminar justo las zonas que más te interesan ahorrarás luz al no encender las lámparas del techo.