post

Nani Marquina, empresaria y diseñadora

Todo el mundo dice que el mundo de la decoración y diseño de interiores es un mundo que resalta nuestra parte femenina. Algo que siempre me ha hecho gracia, pues aun así es un mundo liderado y dirigido por hombres. Al igual que otros sectores como la moda.

Por esta razón, hoy me hace especial ilusión hablar de una diseñadora industrial que ha basado su carrera en la creación de textiles, en especial alfombras alcanzando fama mundial. La que no solo es española, sino que estudio y formo también en España, Nani Marquina.

Marquina es un ejemplo de espíritu creativo y mentalidad contemporánea no solo en lo que se refiere a lo empresarial, sino al seguir trabajando artesanalmente productos tradicionales, aunque de estética mucho más atrevida.

Ahora que han empezado las presentaciones, siéntate y disfruta del mundo de colorido y formas geométricas que Nani Marquina pone a tu disposición y disfrute. Seguro que muchas piezas las conoces y otras querrás tenerlas de inmediato. Empezamos.

Comienzos

Nani Marquina nació en Barcelona, en 1952. Estudiará diseño industrial en la escuela de Massana de Barcelona. En 1974 comienza su vida laboral colaborando en un estudio de arquitectura, Sellés-Marquina, poco después decide abrir una tienda de interiorismo, Self-Decor. Y no es hasta 1984 cuando empieza a tejer las primeras alfombras. Llegando su fama con su creación, la alfombra “Dama”.

En 1987, Nani crea su propia empresa bajo la firma Nanimarquina, dedicada al diseño y edición de productos textiles, especialmente en las alfombras, creando colecciones. Quizás su colección más internacional sea “Begonia” 1989, pues la tienda del MOMA, en Nueva York, la selecciona entre sus productos.

En 1993 Marquina decide trasladar su empresa a la India, por varias razones. Una es otorgar a sus productos de una gran calidad por sus colores, texturas característicos de esa autonomía tradicional de la artesanía hindú. Por otro su carácter más social le hace entender que contratar mano de obra nativa ayudara a la economía del país, pues los salarios son nivelados a España.

Cómo reconocer una Nanimarquina

Como hemos dicho, el universo Nanimarquina se centra sobre todo en la elaboración de alfombras. No hay una forma concreta o patrones de diseño, pues cada colección absorbe contextos culturales muy diferentes, pero siempre muy estudiados a través de la cultura y la naturaleza, con ayuda de su equipo de trabajo.

Quizás su obra más reconocida, pues es a la vez la más plagiada, sea la alfombra Cuks, que está realizada en lana manualmente. Una alfombra que confeccionada en 3 modelos: ocre, en gamas de grises y gamas de rojos. Estas dos con un gran dinamismo, pues aparte del que le da los colores, es una alfombra con gran textura, pues sus lanas quedan anudadas hacia arriba, como si fuera un césped.

Espero que os haya parecido interesante esta primera puesta en contacto con esta gran diseñadora. Por lo menos inspiradora. Un ejemplo de que lo tradicional y artesanal, con algo de creatividad, puede funcionar satisfactoriamente.