post

Muebles de mimbres en el interior

Pues sí, los muebles de mimbre o rattán no solo se limitan a los exteriores. Es algo que nos cuesta pensar cuando estamos acostumbrados a ver esta clase de mobiliario en jardines y terrazas. Al igual que nos parecen solo actos en verano.

Es algo que asumimos por lo cual la idea de ponerlos en el interior os chocara en un principio. Pero como en todo lo que tiene que ver con la decoración, lo primordial es arriesgarse y probar distintas combinaciones.

La calidez y comodidad todo el año

Partiendo en las características que aporta este material, el mimbre nos dará una sensación de calidez y comodidad al interior de nuestro hogar. Lo que la convertirá en un hogar más acogedor para nuestra familia, amistades y futuras visitas.

Esto es debido a las fibras naturales, que proporcionan un ambiente vivo y ecológico, ya que su materia prima esta sacada de la misma naturaleza. Muebles en su mayoría hechos a mano que nos transportan a décadas pasadas, donde artesanos trabajaban el mimbre en las puertas de su casa, haciendo de su trabajo la historia de las tradiciones artesanales de nuestro país.

Cómo utilizarlo

Lo importante es no volverse loco a la hora de emplear este material en nuestro hogar. Se trata de poner un punto de referencia, no que parezca nuestro hogar el mítico bar “Copacabana”. Con un par de elementos en cada estancia nos servirá para dar la sensación que buscamos.

Cuando queramos poner muebles mejor centrarse en sofás, sillones, butacas, mesitas auxiliares o de café, etc. Nada de grandes muebles como estanterías o grandes mesas de comedor.

Podemos también poner artículos de decoración, como bolas de mimbre, lámparas, figuras o decorar algún jarrón con varas de mimbre sin trabajarlo. Podemos también poner elementos antiguos que se usaban para ir al campo, como por ejemplo alguna cesta que nos sirva de revistero.

Algunos consejos

El truco más importante estará en poner solo algunos de estos muebles nada más. El poner todo el jugo de sillones y un sofá nos dará una sensación de recargado o un tanto ochentero. Mejor ponerlo en grupo como un sofá y algún elemento decorativo, una butaca y una mesa, sofá y mesa, etc.

Este material queda muy bien si pones cojines de estampados y colores. Y junto a otros muebles de diferentes materiales, como madera e hierro. Así crearas un ambiente ecléctico pero muy agradable, el cual será la envidia de tus amigos y conocidos.