post

Lejano oriente en casa: el panel japonés

Estamos viviendo una época en la que las influencias de lo viejo (o vintage como se le llama para que quede más guay) y de sitios remotos (Japón, lo árabe, etc.) están más de moda que nunca en los hogares y los podemos ver en cualquier detalle o incluso como motivo principal de la decoración de la casa.

En cuanto a lo japonés, podemos verlo tanto en los complementos como bolsos donde más de una vez nos hemos cruzado con imágenes sacadas de la pintura ukiyo, que también se reproduce en láminas para poner en casa. Existen un montón de pequeños jardines zen para decorar o motivos que se repiten en todo tipo de trastos que incluyen los famosos kanjis (los signos de la lengua japonesa).

panel japonés

Ahora, lo que vamos a ver en concreto es una cosa que se ha puesto muy de moda en los últimos años: el panel japonés. Y ¿qué es? Digamos que es una alternativa a las cortinas que ponemos en casa, a los estores o visillos y que da un buen resultado y un aire moderno y elegante a las habitaciones donde se coloca.

¿Cómo es un panel japonés?

En realidad, el panel japonés es un trozo de tela montado en dos tiras de metal. La de la parte superior se arma en unos railes especiales que permiten que los trozos se desplacen y dejen entrar la luz. Las vías que hay en los raíles varían desde dos a cinco de manera que cada panel se desplaza por su propio carril sin que le estorben los demás.

Para desplazarlos puede hacerse directamente con la mano agarrando la tela o por medio de una cuerda o pequeña barra de metal. Los raíles se pueden colocar directamente en el techo pero también desde la pared con una sujeción a modo de escuadras.

Cualquier tipo de tela

Una de las mejores cosas que tiene el panel japonés es que prácticamente todo tipo de tela se puede usar. De esta forma, las posibilidades decorativas que te ofrece el panel son infinitas. El panel va a sustituir a la cortina pero como es un lienzo tieso lo puedes decorar de cualquier manera; se puede pintar, bordar, etc.

Además, el montaje e instalación es muy sencillo. La tela necesaria se calcula midiendo el alto del sitio donde los quieres colocar. En muchos casos las telas van pegadas con velcros por lo que a la hora de limpiar no hay más que despegarlo y lavar la tela.