post

Fen Shui en nuestra oficina en casa

Una de las ventajas de tener la oficina en nuestra propia casa es que podemos decorarla a nuestro gusto, algo que raramente tenemos ocasión de hacer cuándo trabajamos en una empresa dónde nuestras posibilidades se limitan a poner sobre la mesa una foto o un sujetapapeles original.

Al trabajar en casa tenemos la posibilidad de aplicar los principios del Fen Shui a la decoración de esta habitación en la cual vamos a pasar seguramente muchas horas al día. Aprovechar estos principios milenarios para que nuestro rendimiento sea mejor, nos sintamos más relajados y podamos disminuir el estrés es una excelente elección que sin duda agradeceremos día a día.

¿Qué nos aconseja el Fen Shui para nuestra oficina?

Uno de los primeros pasos a la hora de adaptar una habitación como nuestro cuarto de trabajo suele ser pintarla. El color es muy importante pues tiene una importancia vital en nuestras emociones. Debemos de escapar de los colores intensos como los naranjas o rojos. Los colores suaves resultan más relajantes, especialmente el azul que nos transmite calma, o el verde claro que estimula nuestra creatividad.

Desde nuestra mesa debemos de tener la posibilidad de ver la puerta, pero no debe de estar directamente orientada hacia ella. Nos sentiremos más seguros y protegidos si nuestra espalda está contra una pared o ventana, pero tampoco debemos de ponernos de espaldas a la ventana.

Prueba a sentarte y mira hacia el techo. Asegúrate de que no tienes encima una viga ni nada que presente aristas o picos. Si es así desplaza un poco la mesa para evitar esa energía negativa.

Si es posible escoge una habitación orientada al norte, pues este punto cardinal está directamente relacionado con el sector profesional

Escoge bien los detalles

Es fundamental que te sientas a gusto con los objetos que coloques para adornar tu oficina. Una foto de tu pareja que hayas tomado en un día en el que hayáis tenido una discusión puede inconscientemente recordártelo y transmitirte tristeza o pesimismo. Procura que todo tenga una carga emocional muy positiva.

Un espacio ordenado y limpio también te ayudará a sentirte mejor y si además utilizas la aromaterapia para terminar de crear el espacio ideal entonces habrás conseguido un lugar perfecto para desarrollar tu actividad. Los aromas a limón y lavanda te ayudarán a relajarte, pero si necesitas estimular tu mente y sentir actividad escoge la menta o la canela. Utiliza preferentemente aceites esenciales para dar olor a tu oficina.