post

Decorar nuestro espacio de trabajo

Hoy vamos a dedicar nuestro tiempo a la decoración de nuestro espacio de trabajo. Tanto si es una oficina como si es un pequeño rincón en cualquier habitación de nuestra casa, os traemos unas ideas que pueden hacer más agradable el tiempo que le dedicamos al trabajo.

Una buena decoración siempre ayudará a fomentar el trabajo, ya que no hay nada como sentirse a gusto mientras que se trabaja. Además, si tenemos nuestro despacho instalado en alguna habitación podremos sumar a la decoración, no restar como se puede pensar en un principio.

Un buen diseño en nuestro lugar de trabajo puede además dar una imagen muy profesional o cálida a la hora de que nuestros clientes decidan elegir nuestros servicios o buscar otros.

Qué muebles podemos elegir

El mobiliario que elijamos debe responder a una estética determinada que nos guste y case con nuestra forma de ser, que hable de cómo somos y del servicio que ofrecemos. Es importante evitar   tener muebles que no necesitemos, de modo que no entorpezcan el espacio ni la visión de amplitud y orden de este.

Aunque existen muebles que son especiales para oficinas, puede que no hayas contemplado la idea de incorporar otra clase de muebles más ligeros, como puede ser una tabla de madera o la tabla de una mesa antigua junto a unas borriquetas. O alguna mesa de otro origen, como puede ser una mesa panadera antigua restaurada.

También reutilizar muebles de oficina, como son archivadores o taquillas que, con un simple lacado de colores, pueden dar ese aspecto muy personal y que tan de moda esta.

El emplear muebles antiguos para conseguir un ambiente vintage funciona mejor siempre que introduzcamos algún mueble de diseño. Esto podemos incluirlo, por ejemplo con la silla. Así pues podemos elegir entre silla tulipán, alguna silla pantone o butaca. Esto conseguirá unir confort y distinción.

Toques de decoración

Podemos poder algunos elementos decorativos tanto en la mesa de trabajo como en las estanterías, evitando que todo sean objetos de oficina, como calendarios de mesa o portalápices.

Podemos buscar ideas referentes buscando imágenes. Por ejemplo, un cojín para las sillas con estampados alegres dará una calidez extra a la oficina. Al igual que alguna ilustración con un bonito marco.

A la hora de buscar un tipo de iluminación tenemos otra oportunidad de poder introducir algo de diseño o elemento decorativo. Podemos elegir un bonito flexo estético o una lámpara decorativa, que nos haga la función de segunda iluminaria.

Podemos trasladar cualquier tipo de tendencia decorativa que ya hemos visto en cualquiera de los post anteriores. Lo importante es conseguir un lugar que nos guste y arriesgar siempre.