post

Decorar con velas

Las velas no solo iluminan, crean una atmósfera especial: tenue, nostálgica, cálida. La luz que irradian cuando están encendidas aporta ese ambiente único a cualquier estancia, un rincón determinado, una mesa engalanada, etc. Además son un hermoso elemento decorativo cuando están apagadas, ya sea por el dibujo o forma que tenga la vela o la combinación con otro elemento decorativo como una fuente, un frasco de cristal, arena, etc.
Hay muchas maneras de crear hermosos efectos con velas. Uno de ellos es ponerlas en fila en una mesa bajera, una repisa, el alfeizar de una ventana o el borde de una bañera. Crearán un magnético punto de luz en esa zona de la estancia.

Las escaleras cobrarán protagonismo si cada dos escalones (para no recargarlas) pones farolitos o velas de té en pequeños soportes planos.

Decorar una mesa con velas

La decoración de una mesa con velas es todo un arte. Las más hermosas son las que utilizan velas flotantes. Las opciones son ilimitadas, al igual que tu imaginación: coge una fuente redonda, añade piedritas, flores y agua y velas flotantes; o no añadas flores y decora con velas que tengan esa forma.velas_agua

Preciosos en esta época veraniega los centros sencillos para velas de té: pon arena, conchas, alguna velita y la mesa será una playa para gnomos de jardín improvisada.
La forma del centro de mesa también contribuirá a crear un ambiente u otro: los cuadrados con arena, piedrecitas y una vela son evocadores del oriente más lejano ya que se asemejan a los jardines zen japoneses.

Otra manera de decorar las mesas es colocando las velitas sobre un cristal que actuará a modo de centro de mesa ya que reflejará la luz multiplicando el efecto. Éste es especial para mesas grandes en las que cenarán muchos comensales.

Soportes para velas

Hay muchos tipos de soportes para velas: candelabros, cajas de luz, frascos, etc, cada uno de los cuales imprimirá un toque distinto a cada ambiente. Los candelabros siempre han aportado un toque de distinción a cualquier entorno, tanto, que algunos son exquisitas obras de arte cuya belleza podrás realzar colocándolo delante de un espejo para que se refleje bien la parte trasera y se aprecie en su plenitud. No suelen usarse tanto en las mesas ya que tienden a ser ceremoniosos aunque en la actualidad hay modelos muy sencillos.

Las cajas de luz son muy sencillas pero no por ello menos decorativas ya que pueden crear un ambiente íntimo con una vela de color suave que proyecte en la pared las sombras (estrellas, flores) o un ambiente alegre si la vela es colorida. ¡Y qué decir de los que llevan adornos temáticos como el día de los enamorados o Halloween!Una esquina puede ser el pasaje de los enamorados o el del terror con algún elemento decorativo añadido.

Me encantan los farolillos. Tienen ese toque rústico y clásico que confiere a una estancia un toque vintage cálido y acogedor. Lo que me ha enamorado de ello es que no sólo los hay colgantes sino con pie y también de pequeño tamaño, de manera que los puedes utilizar en cualquier esquinita de una estantería, en la mesita de noche, en una repisa… Además, al proteger la vela del viento se pueden utilizar en exteriores por lo que crearás un toque romántico a una cena en la terraza poniendo uno en el centro como única fuente de luz.

Soportes originales

Si quieres darle a una estancia o a una mesa de exterior tu toque personal puede utilizar elementos reciclados para que sean un soporte de vela original y barato. Aquí van unas ideas que, personalmente, me apasionan:

Fruta

¿Quieres que tu mesa tenga un toque tropical y veraniego? Coge una naranja o un pomelo y hazle una hendidura que vaciarás con una cucharita hasta que quepa una vela pequeña dentro. Coloca la naranja en un centro al que añadirás agua, hojas verdes y flores con un color que contraste con el de la fruta: precioso.

Tarros de cristal, jarrones, vasos y botellas

Son preciosos soportes de velas con un poco de imaginación: llénalos de arenita y conchas y coloca una vela de té en medio, decora el exterior de un tarro de cristal con papel de periódico enrollado alrededor y átalo en la parte superior con un cordoncito mono.

Los vasitos de yogur de cristal quedan preciosos cubiertos con una redecita de ganchillo y un alambre alrededor, a modo de asa de farolito.

Las botellas de cristal son buenos soportes también, en este caso para las velas alargadas: dependiendo del color del vidrio, la luz de la vela creará un ambiente distinto y además hay modelos de botellas realmente bonitos que son decorativos en sí mismos, más, por lo tanto, con una velita dentro.

También quedarán preciosas las velas alargadas en un cubo metálico (de esos que se utilizan ahora como cubitera para llenarlos de cervezas) lleno de arena en la que clavarás las velas.

Espero que te hayan gustado estas ideas pero, como ves, hay muchas opciones. ¡Deja volar tu imaginación y llena tu casa de luz!