post

¿Decorar con punto de cruz? Si, ¡pero moderno!

Quizás te hayan obligado a practicar el punto de cruz cuando eras pequeña y tengas asociado el recuerdo a aquellos manteles interminables que luego jamás se usaban, con sus correspondientes servilletas. O a las fundas de cojín de tu abuela, con sus horribles tonos amarillentos y sus dibujos siempre iguales.

Incluso los cuadros de punto de cruz parecían ser todos rancios, inspirados en cuadros de toque clásico que además de muy difíciles y con cientos de colores no ves como el mejor complemento para una casa actual.

Sin embargo el punto de cruz también ha cambiado y sus diseños son ahora mucho más modernos y adaptados a las casas de hoy en día. Te presento alternativas que seguro que encontrarás de lo más apetecibles e invitadoras para volver a coger la aguja.

Punto de cruz para tu sala

Si, el punto de cruz puede tener un espacio en tu sala, incluso en tu dormitorio, con los nuevos diseños para cuadros bonitos y muy sorprendentes. Incluso en un solo color es posible hacer un trabajo llamativo, bonito y muchísimo más sencillo que combinando diferentes hilos. Incluso hoy en día hay quien borda enormes cruces en lienzos realizando sorprendentes y divertidos dibujos realmente sencillos de realizar.

Sin embargo si sigues siendo amante de los cuadros coloridos pero no soportas los paisajes bucólicos o los típicos cuadros de damas antiguas, ¿por qué no animarte con un diseño mucho más actual, vanguardista y que llamará la atención de cualquiera que pise tu salón?

No hay duda de que aunque un cuadro como este supone horas y horas de esfuerzo vale la pena y le sacarás mucho más partido que a aquellos interminables caminos de mesa sembrados  de teteras y rosas.

Punto de cruz para bebés

Para los bebés los motivos también han variado mucho en los últimos años y ahora casas como Disney hacen sus propuestas para regalar no solo cuadros, sino preciosos medidores llenos de vida y alegría y que quedarán muy bien en la habitación de cualquier niño.

Y si prefieres darle un toque más serio y formal, un cuadro que imita una fotografía, tan realista y diferente que sin duda emocionará a unos futuros padres. Si encuentras un sitio dónde te saquen el patrón a partir de una foto real del bebé ya nacido (en Internet hay algunos lugares) entonces habrás conseguido sin duda un obsequio muy especial.