post

Decorar con palets: imaginación al poder

Tal como esta el patio, la mejor forma para decorar nuestro hogar o, mejor dicho, amueblarlo es mediante materiales reciclados. Para eso sólo necesitamos lo más importante: La imaginación.

Si somos capaces de imaginar más allá de la tradicional mesa o silla podremos trasformar cualquier otro objeto en parte de nuestro mobiliario. En el caso de hoy, nos vamos a los ya conocidos palets. Todos hemos visto como pueden servir como mesas auxiliares. Otro caso muy utilizado es usar estas bases de madera como somieres para camas o cabeceros.

Muebles hechos a base de palets

Puesto que hablamos de elementos de madera, conformados por tablas unidas. Es muy fácil imaginar los muebles que se pueden hacer dotando de otra vida a estas bases que no tienen otra función que las de trasportar a su vez a otros muebles o diversos artículos.

La madera que se utiliza en la fabricación de estas plataformas es de carácter ligero y resistentee. La utilización de este tipo de material dota al hogar de un cierto aire vintage y bohemio. Lo que hace que sea un material exquisito para los manitas y algunos empresarios, que han visto en este elemento una fuente factible de construcción y posterior venta de mobiliario.

Estanterías-cómoda

Este tipo de estanterías es genial para aquéllos que necesiten un mueble para almacenar materiales como revistas, papeles, ovillos de lana, carpetas…

La fabricación consiste en desarmar los paneles. El ancho lo marcará el fondo de cuatro de sus tablas, por lo cual cortaremos el palo de sección cuadrada que sirve de apoyo en los palets. Ahora sólo tendremos que unir con clavos cada uno de los módulos.

De altura pondremos unas siete laminas. Iremos repitiendo estas columnas conforme a la necesidad que tengamos.

El resultado es una especie de cómoda, la cual carece de cajones. Podremos darle un acabado con cualquier tipo de barniz que envejezca la madera.

Botellero con aire de bodega

Una bonita forma de presentar y de paso decorar con tus mejores botellas de vino, dándole un cierto aire bohemio a la estancia. Lo único que hace falta es un palet, que cortaremos por la mitad, lo que sería quitarle dos laminas de las cuales pondremos una en su parte baja, como soporte a los vinos. Y la otra como tope para que no se nos caigan.

Lo último será teñir la madera, envejeciéndola y colgarla en la pared, a la altura que veamos conveniente.

Éstas sólo son algunas fotos de ideas de todos los muebles que podréis llegar a hacer.