post

Decoración sencilla

Mucha gente suele sobrecargar las habitaciones de su casa. Visualmente, esto no es bonito. Se acumulan demasiados muebles o cuadros, sin acabar de quedar bien entre ellos.
Para evitar esto siempre hay la solución de instalar una decoración lo más sencilla posible.

Decoracion sencilla

En el caso del comedor, por ejemplo, pintado de un solo color sin dibujos se puede combinar con un cuadro o dos como mucho, no muy grandes. A parte es necesario un sofá, que quepa sin problemas y pensando que nos vamos a sentar allí muchas horas. Enfrente, un mueble pequeño, para poner el televisor y alguna cosa que tengamos que nos sea especial, puede quedar bien y en el lugar que queramos, que no sea en medio de estos dos, puede haber una mesa para comer que sea lo suficientemente grande para los miembros de la familia pero sin tener problemas de espacio.

La cocina tiene que ser funcional y práctica. Las cosas deben tener un lugar adecuado y que quepan a la perfección.

Respecto a las habitación, que es donde dormiremos, tiene que haber una cama que sea muy cómoda, y además de los armarios para la ropa, que depende de la que tengamos serán de un modo u otro, es muy práctico tener una mesilla de noche. 

El cuarto de baño, tiene que estar adaptado a nuestras necesidades, y deberemos elegir entre una ducha o una bañera. Las duchas, si no hay niños en la casa, son mas practicas y al fin y al cabo es lo que más vamos a usar. El único mueble necesario seria para poner productos de repuesto y lo que necesitemos para el día a día.  

En la habitación de estudio o trabajo, si la tenemos, es imprescindible una buena librería. Queda muy bien en la pared, detrás de una mesa grande. En este caso es importante trabajar o estudiar con mucho espacio, y la silla, también lo mas confortable posible, es práctico que tenga ruedas.

La entrada es más importante de lo que puede parecer. Cuando invitemos a alguien, la primera impresión será de la entrada. Un mueble de madera, de estilo antiguo pero sin ser cutre y un espejo o un cuadro bien elegidos pueden causar una buena imagen.

En resumen, no hace falta que pongamos muebles de diseño, solo es importante que nos gusten y tengan cierta personalidad y se tiene que vigilar mucho con no sobrecargar los espacios. Así lograremos una decoración sencilla y bonita.