post

Crea un centro navideño tú mismo

En tiempos de crisis tenemos que intentar que los gastos se reduzcan en la medida de lo posible. Por eso, es importante que aprendamos a crear nosotros mismos adornos, decoraciones, centros de mesa… porque además de ser más barato, aumenta la creatividad y lo haremos exactamente como la idea que tenemos en nuestra cabeza. A veces, encontrar un color exacto o el tamaño perfecto, se puede convertir en misión imposible.

Si realmente queremos ser originales en Navidad, seguro que a nadie de vosotros se le ha ocurrido crear un jarrón que puede convertirse en un centro de mesa, a partir de un ovillo de lana. Pues lo vamos a hacer, ya veréis que sencillo es y que mono queda. Estoy segura de que los invitados a la mesa quedarán gratamente sorprendidos.

navidad

centro de mesa

Conversión en curso

Lo primero que tenemos que hacer es cortas la cinta que suele envolver la madeja. En su lugar, pondremos una cinta de color rojo lo suficientemente ancha cono para sujetar la madeja sin ningún problema. Para pegar los extremos de la cinta y se disimule, le pondremos el adorno que más nos guste. Puede ser una flor o un lazo del mismo color.

Una vez hayamos hecho eso, cogeremos un tubo estrecho de plástico, lo llenaremos de agua y pondremos dentro, una orquídea o una fina flor . Cuando hayamos introducido el tubo por la mitad de la madeja, la fijaremos a una tapa típica de un bote de cristal. La unión entre la madeja y la tapa es conveniente que la hagamos con ayuda de unos alfileres, de esa manera no se soltarán tan facilmente.

Reciclando

Esta vez, utilizaremos materiales ya usados para hacer nuestro centro de mesa. Lo primero que debemos hacer es pintar la caja de madera del color que más nos guste. Una vez pintada y seca, introduciremos el abono necesario hasta cubrir el interior de la caja. Entonces, introduciremos en la caja las Ponsetias o Flor de Pascua. Aunque la flor que os propongo es esta, cada uno elegirá cual le gusta más, la elección es libre.

Para adornas y rellenar los huecos, podemos utilizar bolas de colores que fijaremos con largos palillos. También podemos colocar las típicas piñas para darle un aire más conservador. Los complementos son algo opcional que se irán colocando según el gusto y el espacio que nos hayan dejado las flores. Esta opción es muy sencilla, cualquiera puede hacerlo y no se necesitan materiales rebuscados ni caros.