post

¿Cómo ganar espacio? algunos trucos (I)

En casa no siempre tenemos grandes espacios, interminables pasillos, enormes habitaciones… por eso, necesitamos saber cómo podemos hacer que los espacios estén muy bien aprovechados y que además tengamos una sensación de amplitud cuando entremos dentro. Al fin y al cabo necesitamos exprimir cada hueco y aprovechar todos los rincones.

El primero consejo que os puedo dar es que para dar sensación de amplitud, no es conveniente pintar las estancias de diferentes colores. Es más recomendable que si queires cambiar de color para destacar algunos aspectos de tu casa sigan la misma tonalidad cromática. De esta manera, el espacio parecerá mayor.

Otra de las fórmulas para ampliar los espacios es colocar espejos. Si tu habitación es larga y estrecha, puedes colocar el espejo al lado de la ventana y colgado de la pared. Si lo hacemos así, lo que conseguiremos será utilizar la luz natural que entra de la ventana para iluminar toda la estancia. La luz reflejará en el cristal y se distribuirá por toda la habitación.

apartamento

Pequeña casa

Estanterías y colores

Si tienes columnas, muros y demás estorbos, quizás podrías aprovechar ese espacio muerto colocando una estantería que vaya hasta el techo. En la parte superior podemos colocar aquellos objetos que usamos con menos frecuencia. De esta manera, tendremos un lugar donde dejarlos y aprovecharemos el espacio.

En referencia a los colores, no es muy recomendable que haya mucho contraste. Es decir, no es adecuado colocar un mueble oscuro sobre una pared clara. Por ejemplo, no pongáis un mueble ceniza con un color crema en la pared.

Sofás, escaleras y muebles plegables

Además, si tienes la suerte de poder poner un sofa pero crees que la estancia parece muy llena, solamente haz un gesto, sepáralo de la pared y esa sensación habrá desaparecido. También es recomendable que en vez de colocarlo de forma normal, se gire un poco y se disponga en diagonal para que parezca que hay más espacio.

Las escaleras pueden ser un gran aliado. Debajo de ella, en el hueco, se puede colocar un ropero, una pequeña despensa, incluso una cama. También podemos buscarle un nuevo uso a la barandilla, si le echamos un poco de imaginación, podemos transformala en una biblioteca.

Si tu falta de espacio es muy extrema, existe una posibilidad muy a tener en cuenta: el mobiliario plegable. Me refiero por ejemplo a camas que se abaten y se esconden en la pared. De esta manera, ese espacio queda libre para cualquier otra actividad.