post

Casa forrada y decorada a prueba de niños II: proteger cada estancia

Ante todo, sigue las dos reglas de oro en cada estancia: instalar los dispositivos de seguridad más adecuados para cada situación (protectores de muebles, cantoneras, barreras, topes para puertas, protectores de enchufes y alargadores, cierres seguros en los armarios) y mantener el orden, quitando los objetos sobrantes acumulados: eso evitará los accidentes y facilitará la limpieza, que deberá ser más escrupulosa que nunca.

El salón

El salón de una casa es un lugar en el que las familias pasan mucho tiempo juntas ya que suele ser el espacio en el que comen, ven la televisión, comparten las vivencias del día… por eso es un lugar en el que los niños querrán estar aunque tengan su propia habitación porque desearán compartir sus momentos con nosotros hasta que sean grandes y prefieran tener su privacidad. Será bonito acondicionar el salón para hacerlo más familiar, un espacio en el que ellos jueguen o hagan sus deberes y en el que nosotros terminemos el papeleo o, simplemente, charlemos.

Puede que a algunos les cueste trabajo modificar este espacio ya que en muchas ocasiones es más personal que la propia habitación, decorado con jarrones, esculturas, velas , colecciones de objetos… pero tampoco necesitas guardar todo, sino seguir unas pautas muy sencillas para garantizar la seguridad de los niños.

No es una cuestión de que los quites, sino que los pongas fuera de su alcance.

salon-niños

Reestructura las estanterías colocando los objetos más delicados en los estantes más altos. También coloca fuera de su alcance los objetos pesados como la televisión o los equipos de música y esconde los cables para que no sientan la tentación de tirar de ellos.

Ya sabes lo peligrosos que son los enchufes, así que además de taparlos todos, escoge mejor lámparas de pared y de techo, especialmente en los dos primeros años de vida.

Protege las esquinas y bordes puntiagudos con cantoneras o protectores de esquinas.

En cuanto a la ropa del hogar, si el suelo es de material duro, puedes cubrirlo con alfombras para que no esté frío y además amortigüen el golpe en caso de caída. Escoge materiales hipoalergénicos y fáciles de lavar. Cubre los sillones con fundas lavables y la mesa con manteles cortos o individuales, ya que puede tirar de él para levantarse.

Puede crear en una esquina del salón un espacio para que juegue, Si lo haces, que sea cerrado y delimitado para que el salón no acabe invadido de juguetes ni cachivaches. Es necesario que él sepa que tiene su espacio, la familia otro y los padres el suyo propio.

Cocina

Huelga decir que la cocina y el baño son los dos lugares de la casa en los que más accidentes se producen por lo que hay que extremar las precauciones y no permitir que el niño esté en ninguna de las dos estancias solo, sin supervisión de un adulto. Si es necesario, ciérrala con llave, pero no te arriesgues a que se queme, corte o intoxique, ya que algunos accidentes son mortales.

Si no hay manera de mantenerlo alejado o ya es un poco mayor y deseas que aprenda poco a poco la rutina doméstica, deberás seguir una serie de medidas indispensables:

Guarda en cajones y estantes cerrados con un cierre especial todos los objetos potencialmente peligrosos para un niño: cubertería (cuchillos, tijeras, tenedores, abridores), productos de limpieza, bolsas de plástico (recuerda que se pueden asfixiar), imanes de nevera (pueden atragantarse con ellos), pequeños electrodomésticos pesados o peligrosos (cafetera, tostadora).

Electrodomésticos: coloca el horno en un lugar alto. Asegura la puerta de la nevera y la del congelador. Cocina con los fogones interiores (a ser posible, pon una barrera). Si cocinas cosas peligrosas (aceite hirviendo) mantenlo alejado de la cocina, ya que puede salpicar. Al igual que en las otras estancias, ten precaución con los enchufes y cables.

Baño

baño-niños

No dejes nunca a un niño solo en la bañera, el ahogamiento es uno de los accidentes más comunes en los hogares. Escoge un suelo que no resbale si se moja, pero si resbala y no puedes cambiarlo, pon alfombras absorbentes y antideslizantes.
Obviamente deberás mantener los aparatos eléctricos a buen recaudo y tener especial cuidado con los enchufes para evitar electrocuciones.

Fija la temperatura de los grifos a un máximo de 38ºC para prevenir quemaduras, utiliza cierres de seguridad en la tapa del inodoro y del bidé así como filtros en los sumideros, coloca adhesivos antideslizantes en el fondo de la bañera y acolcha la grifería con protectores especiales para evitar golpes. Los estantes y dispensadores no deben ser de cristal. Quita de su alcance no sólo los productos de limpieza, sino también las medicinas y los cosméticos.

Si quieres crearle un espacio propio coloca un estante con sus productos de higiene, juguetes, un taburete antideslizante y un inodoro especial para niños, aunque en lo que sea pequeño, procura que se asee en tu presencia.