post

Almacenaje, un problema de discrección

Uno de los mayores problemas que nos podemos encontrar en nuestra casa es no disponer de suficiente espacio de almacenaje donde guardar nuestras cosas.

Cada día que pase tendremos más y más cosas y más si aumenta la familia. Y mientras nuestras cosas van creciendo, nuestra casa sigue teniendo los mismos metros cuadrados.

Un maletero es una de las posibilidades que podemos pensar, pero eso supone una obra y las cosas que guardaremos allí serán las que usemos por temporadas, no habitualmente, ya que no es práctico estar cogiendo cosas del maletero cada dos por tres.

Diseñando espacios atrevidos

El almacenaje es un tema que cada vez preocupa más a los diseñadores de pequeños muebles y por ello van creando pequeñas soluciones que nos ayudan en el día a día.

Taburetes y puf huecos para poder abrirlos y guardar cosas, bancos de almacenaje para nuestros pequeños, sillones y sofás con cajones inferiores, o con laterales reconvertidos en estanterías.

Cada espacio tiene sus propias soluciones de almacenaje y debemos encontrar aquéllas que más nos convengan.

Grandes y pequeñas soluciones

Los armarios empotrados son otra de las grandes soluciones, ya que son armarios hasta el techo con una gran amplitud de almacenaje en la parte superior que nos permitirá acoplar muchas cosas.

En los bajos de los armarios podemos colocar unas bonitas cajas donde guardar nuestros zapatos, ropa interior, calcetines y todas los pequeños textiles bien organizados.

Para los baños pequeños que no admiten grandes armarios podemos utilizar un sistema de cestas colocadas en estanterías o colgadas de barras fijadas a la pared.

Ocupan poco espacio y podremos aprovechar el espacio detrás de una puerta o el hueco que forme un recodo.

Utilizando los espacios de la casa

Si necesitamos separar un espacio en el salón podemos aprovechar y colocar unas estanterías abiertas para dejar pasar la luz y poder utilizarlas también como espacio para almacenaje o decorativo.

Los huecos laterales de debajo de las escaleras también son espacios perfectos para convertirlos en despensas, bodegas, o pequeños armarios que nos descarguen parte del problema.

Para escaleras construidas de frente, también hay diseños de peldaños con espacio de almacenaje. Es un sistema muy curioso que permite guardar pequeñas cosas.

Ya no hay excusa para no reconvertir nuestro hogar en un mundo repleto de “escondites” donde poder guardar nuestras cosas y disfrutar del orden que queremos.

Solamente hay que medir nuestro espacio, buscar la mejor solución que se amolde a él y disfrutarla.