post

Adecuar la casa cuándo hay problemas de movilidad

Si en el hogar hay personas mayores o incluso jóvenes que por alguna causa tengan ligeros problemas de movilidad, es preciso adaptar la vivienda para facilitar la vida a estos miembros de la familia que necesitan de pequeñas ayudas especiales.

Vamos a dejar a un lado casos en los que son necesarias reformas íntegras de la casa, como sucede cuándo hay que abrir paso a una silla de ruedas, para las que la mayoría de los pisos no están en absoluto adaptados, y nos vamos a limitar a incorporar pequeños accesorios que pueden ayudar cuándo existen limitaciones de movimiento más pequeñas.

wc with help

© mariesacha – Fotolia.com

Asas y barandillas

Sobre todo en el baño y en la ducha es necesario facilitar la vida a nuestros mayores. Utilizar el WC puede ser todo un reto cuándo las rodillas no están fuertes, sobre todo si este es un poco bajo. Hay barandillas de seguridad, desde las más grandes hasta pequeñas y discretas asideras para agarrarse y facilitar la labor de levantarse.

En la ducha van más allá de la simple facilidad de movimientos constituyendo un elemento de seguridad muy importante que puede evitar accidentes con consecuencias que podrían ser muy graves.

Es posible adaptar estas barandillas a la decoración del baño, bien sea comprándolas en cromados elegantes y tamaños discretos o bien sea en blanco para que se camuflen con el color de la cerámica. Incluso comienzan a aparecer modelos en otros tonos más divertidos y juveniles aunque hoy por hoy son todavía muy complicados de encontrar.

En los pasillos es posible poner preciosas barras de madera en el mismo color que el parquet o la tarima, ya sean finas en los pasillos estrechos, o más anchas y trabajadas cuándo estos son anchos y permiten mayor lucimiento. Por supuesto si el pasillo es estrecho es preferible no poner decoraciones que puedan dificultar el desplazamiento.

La cama, otro problema

Las camas articuladas para estas personas ya no tiene por que ser feos muebles de hospital. Existen modelos que no se diferencian de una cama normal y que incluso pueden incorporar cabeceros o pies tradicionales a juego con la decoración del cuarto para dar una mejor apariencia. Es conveniente que sean algo más altas de lo habitual para que levantarse sea más sencillo.

Si se necesita ir un poco más allá existen sistemas automáticos para subir y bajar las persianas, mandos a distancia para las luces e incluso la posibilidad de instalar puertas automáticas para facilitar que se pueda entrar y salir de las habitaciones sin manipular manillas.

Tener una casa con una bonita decoración y adaptada a las necesidades de todos los componentes de la familia es totalmente compatible con un mínimo de imaginación y ganas.